Placeres Culpables

4 11 2010

Los Pioneros, por mucho, uno de los peores placeres culpables… /DVDSHOP

O eso que me gusta pero no me gusta que la raza sepa que me gusta

Por el Aquiles Baeza, su cronista del placer…

Hay chorros de cosas que nos gusta presumir y que hacemos hasta lo imposible por que todo el mundo se entere. En mi caso, tengo hartas cosas que hago bien –entre ellas, escribir este espacio de porquería- y que indudablemente callo pues definitivamente lo que se ve no se juzga. Después de todo, mi noviecita sigue diciendo que me parezco al Brad, aunque dice que él ya empieza a verse un tanto jodidón… En fin, aun así, creo que sí le doy un aire… Bueno, pero en este momento se trata de hablar de aquellos placeres que nos da pena admitir en público. Hay gente de la escena bien metalerota que le gusta bailar las calmadas con una buena rola de Chamín Correa o echar el fax con la versión de Total Eclipse of the Heart, de Lysette y Sophie llamada Eclipse Total del Amor… Hay chicas bien fresas de esas que se revientan su cafecito en el Gloria Jeans y que juran que sus gases son inodoros, que les gusta entonar rolas de los Ángeles Azules y que tienen sueños bien húmedos con el Lobo Temerario Mayor… -Chale-; hay carnalazos que dicen gustar del Rugby, jugar al Wrestle Mania, y hasta darle sus guajoloteras a la fémina en turno, pero a la hora de la íntima intimidad les gusta que les profanen el chiquis triquis. Todos estos asuntos jamás serán ventilados en público, a menos que algún amigo confidente decida regar la sopa y aventar a los cuatro vientos el chisme de nuestros placeres ocultos.

Los Lobo Temerarios, bien guapotes los dos… ¡puaj! /musicalatinomsn.

Bueno, antes de que eso suceda, yo prefiero ventilar los míos –mis placeres culpables, mal pensados- y de esa manera poder controlar qué sí digo y qué no. Para empezar, he de decir, con toda la vergüenza que el caso amerita, que disfruto horrores a las Flans. Sí, lo sé, pero es que cuando estaba morrillo me encantaban las tres y cada que las veía tenía cosquilleos malsanos en malsana sea la parte, especialmente con Ivonne, ¡que era una flaca mega sexy!… Y soñaba que me cantaba al oído las 20 millas, y que yo era el fan del que se enamoraban las tres…  Bueno, supongo que empiezan ya a pitorrearse a mis costillas. Esperen, esperen que apenas empiezo…

Las Flans… ¡Qué delicia! ¡Especialmente Ivonne (extrema derecha)/Ritmoson

Para continuar, he de decir que he comprado hasta un kilo de esos caramelitos pequeños que vienen en color pastel, que tienen forma de corazoncito y que están perfumados… ¡Sí, no puede haber algo más cursi y ridículo que esos malditos corazoncitos, pero es que sabían tan rico…! Hartas caries le debo a esos dulces fenomenales.

Por otro lado, creo que soy el único en el planeta que disfrutó la serie de televisión A Little House on the Prairie o como se les conoció en nuestro país Los Pioneros, y reconozco, con Dios como testigo, que lloré no en uno, ni en dos de los capítulos… lloré casi toda la serie. ¡Cómo disfrutaba con las terribles peripecias de esos gentiles y casi perfectos pioneros que se las veían negras al tratar de vivir en el siglo XIX con todas las privaciones que ello implicaba! ¡Y cómo lloré cuando Laura Ingals por fin se casaba con Alamanzo que después quedaría en silla de ruedas! ¡Cómo lloré también cuando la exquisita Mary quedaba ciega…! ¡¿Podía una familia vivir tanta desgracia y todavía ser feliz y seguir teniendo más hijos?!  Michael Landon se ganó el premio a la serie – o las series, recordemos Camino al Cielo– más cursis y pedorras de toda la historia de la televisión.

Y supongo nadie se sopló completa la novela Cadenas de Amargura que se pasó por el canal de las estrellas allá por finales de los ochenta… Es que soñaba con Daniela Castro y esa pinta que tenía de escuincla de colegio de monjas, lo mismo piadosa que atascadota, jejejejeje.

Cadenas de Amargura, mega cursi… /Harrison Movie.blogspot.com

Bueno, creo que con eso basta, me he exhibido lo suficiente pero creo que lo vale y si no, pues me vale. Los invito –o los reto mejor dicho- a que colaboren y que nos cuenten sus placeres más oscuros, más ocultos, y que indudablemente son culpables.

Los dejo pues la Susana, que es mi madre, me consiguió la serie completa de la nueva versión de Cadenas de Amargura, que no sé ni cómo le pusieron ahora, con una chica que tiene cara de ardilla soñadora… Hasta la próxima entrega.





Nuevamente aquí, Aquiles para rato…

11 09 2010

Mi gusto por los Devotchka…

Por Aquiles, reportando nuevamente desde la sala de mi casa…

Bueno, después de meses de ausencia donde traté infructuosamente de hacer como que trabajaba en un puesto de perritos calientes, osea jochos, pues ya regresé. Y es que convencí a la Susana, que es mi madre, que me recibiera de nuevo en la casa; y es que mi noviecita sigue pensando que me parezco al Pitt, pero no le gustó mucho que le cayera en casa y pues ya me dio volteón, pero sigue siendo mi noviecita. Bueno, hasta accedió a pagarme el internet y por eso ahora me puedo conectar. En fin, me encontré este texto que iba a publicar en ese Fanzine fenomenal, el Lado B, pero decidieron que siempre no. Pos nel, ahí les va por aquí…

how it ends

Hace tiempo en un momento de supremo ocio, como los que generalmente me acompañan, viendo Mi Name is Earl en FOX – que dicen que me parezco a ese carnal, aunque yo y mi noviecita seguimos opinando que me parezco al Brad-, en un corte comercial de esos que abundan en la televisión por cable – y eso que me acuerdo que hace años decían que debías contratar la televisión pagada por aquello de evitar publicidad, que si pagabas, la televisora ya tenía resuelta la vida comercial y no tenía que pasar anuncios, ¡claro!-, bueno, pues me encontré una rolita fenomenal, de una nostalgia con un sabor agridulce de pocas pulgas –sí, sí, como cuando comes pollo agridulce en cualquier restaurante de chinos, me fascina el saborcito. Recomiendo ampliamente uno que está allá en la calle de Dolores en el barrio chino del defe… la bronca es que no me acuerdo el nombre. Ni modo.

Bueno, el caso es que el comercial era de ese videojuego llamado Gears of War II o III o sepa la chifosca qué número – me cae que yo ya no le atino con estos juegos tan modernísimos, yo me quedé con el Street Fighter en el Super Nintendo, sé que hace dos números dije que tenía Play Station, pero sólo lo dije para no parecer tan naco, je- y al buscar el comercial en el YouTube – ¡vaya sitio!- descubrí que la rola se llamaba How it ends del disco del mismo nombre de una banda rete ultra mega chira llamada Devotchka. Además de que el nombre significa “chava” en el idioma ese raro que hablaban los de la película de Naranja Mecánica inventado por Anthony Burgess en la novela original, el llamado Nadstad – no es la primera ocasión que algo así sucede, baste recordar el lenguaje de Leeloo en El Quinto Elemento, y que por cierto, hablaba una noviecita que tuve; o el elfo, inventado por Tolkien y que ya harta gente habla por ahí. Me puse a buscar y lo encontré. He de decir que me llevé una grata sorpresa y ahora es una de mis bandas favoritas. Si me preguntaran a qué suenan, bueno, es una mezcla extraña entre Goran Bregovic, con algo de Yann Tiersen –sí el de Amelie, ¡Chale!,  ¿tengo que explicarlo todo?- y un leve toque de Ennio Morricone –el de El Bueno, el Malo y el Feo, y si no saben qué es eso, bueno, pues están en la olla-; bastante disfrutables se les escuche por donde se les escuche. Son ampliamente recomendables también los discos Una Volta y Supermelodrama. Quizá el único detalle es cuando cantan en español pues no se les da mucho. Pero si tú, amable lector te aguantas a Nelly Furtado cantando en español porque básicamente eres un caliente, entonces no tendrás problema para pasar ese pecadillo de los Devotchka. Bueno, los dejo que viene un cuate de la infancia -que igual que yo, no necesita trabajar pues tiene a la Martina, que es su madre y que gustosa lo tiene en casa y él se queda ahí, pues la vieja necesita compañía- a jugar a Mario Kart, sí, el del Super Nintendo…

Por cierto, ¡el Héctor se la come!, jejejeje.





Israel, y un trío de porquería: la Tigresa, Delfín y Wendy…

26 04 2010

Por Aquiles Baeza, cronista de lo impropio en la música. Con información de Irak León, corresponsal exclusivo en la ciudad de Houston, Texas.

El Delfín, La Tigresa y Wendy… Grandes de la música universal...

Hay cosas en la vida que se repiten poco y debido a ello, son más especiales y hay que atesorarlas más. Una cosa increíble que se repite es ya todo un acontecimiento, pero ¡tres!… Bueno, eso no tiene valor…

Aquí tenemos una oportunidad única para contemplar algo casi divino, y si fuera realmente fanático diría que estamos ante la santísima trinidad… tres increíbles cantantes de trayectoria internacional: Wendy Sulca, La Tigresa del Oriente y el Delfín Quishpe. Sí, si fuera fanático de la basura, lo kitsch, lo payo, lo corriente y lo francamente chilero. Sería la santísima trinidad de la cochinada. Existen por ahí expresiones que de tan malas, se vuelven de culto. La semana pasada hablamos de Paul Verhoeven  y su cine –toda proporción guardada, que conste-, y ahora, es momento de abordar un fenómeno interesante que se da gracias a que contamos con la red, y al Youtube: los artistas de bajo presupuesto –en toda la extensión de la frase- que ven en el sitio de videos, un excelente espacio para catapultar sus carreras. Y es que la Tigresa del Oriente hizo prácticamente su carrera a partir de un “éxito” rotundo que tuvo con un clásico ya de su producción: Nuevo Amanecer, video de ultra bajo presupuesto, producción pedorrísima y calidad pior. Sí, sumado al poco talento de la señora –que ya le está pegando a los 65- está una nimia producción igual que las coreografía con unas muchachas medio sabrosillas salidas de un table de Yautepec. De acuerdo al sitio oficial de la “cantante” ha habido más de un millón de visitas al sitio específico del video con lo que seguramente ha roto algún tipo de record que no me interesa revisar, supongo que no vale la pena. ¡Si hasta se ha presentado ya en esa gran producción Muévete de Televisa!, sin duda un programa de gran gusto, sobriedad y calidad televisiva…

La Tigresa con su gran “éxito” Nuevo Amanecer… Hela ahí, tan guapa ella…

Lo mismo sucede con el ecuatoriano Delfín “hasta el fin” Quishpe, y la escuincla de voz hincha pelotas de Wendy Sulca. El primero se hizo “célebre” a partir de ese video promocionado por correo y Facebook, y que se encuentra en Youtube, aquel sobre las Torres Gemelas y el atentado del 11 de septiembre. La verdad es que más allá de ser una canción que pretende hacer un homenaje a las víctimas del atentado, queda más como un truco para colgarse de un acontecimiento triste para usufructo propio. Nada más chilero que eso. Además, pone en Youtube que la canción va dedicada a las víctimas de las Torres Gemelas, pero nada más para las víctimas ecuatorianas, ¡a las demás que les cante otro! ¿Puede haber algo más peregrino y ojo?

Delfín, inspiración para chicos y grandes…

En el caso de la peruana Wendy Sulca, bueno, no me he querido meter mucho más a averiguar pero parece que viene las zonas más marginales de Lima. Su padre, que ya estiró la pata, fue su principal apoyo para hacer vida artística (explotador). A sus diez años, cosecha ya triunfos y es adorada por un público de unos gustos especialmente refinados y enormes… En la canción que les presento la verdad es que no me enteré de qué es lo que quiere decir una niña de esa edad cuando dice que su madre la “tienta” con una “tetita” cuando llega a su casa. La verdad es que resulta sumamente enfermo el asunto.

Me hizo recordar a la niña del “Piquito de pollo...”

Todo esto no tendría sentido si no es que nuestro exclusivo corresponsal en la ciudad de Houston, en Texas, Irak León, no nos hace llegar este video sensacional que está rompiendo récords en esa ciudad… “En tus tierras bailaré”. Resulta que se juntaron los tres para hacer un homenaje a Israel, y no, no se trata de mi alter ego Israel León, no – aunque sé que el maldito ha de sentirse feliz, sobre todo con el coro de la canción: “Israel, Israel, ¡qué bonito es Israel!” ; y sí, todos sabemos que es bastante guapo… ¿qué le vamos a hacer?– sino que se trata de un homenaje al país que se encuentra enclavado en territorio palestino y que ha sido objeto de controversia, guerra y terrosismo desde su fundación en 1948. Inmediatamente nos asalta la duda: ¿qué demonios tienen que estar haciendo estos tres en un homenaje al estado judío? ¿Será acaso que los tres tienen algún tipo de parentezco con los descendientes de Abraham? ¿Acaso alguno de sus ancestros fue perseguido por los egipcios y viajó en busca de la tierra prometida en compañía de Moisés?

Israel, Israel, ¡qué bonito es Israel!

Bueno, sea cual sea la razón, está más que claro que lo único importante es esta joyita en homenaje a la basura más grande; el esfuerzo tripartita por destrozar esa maravillosa expresión del ser humano que es la música. No cabe duda que Terpsícore está vomitando en algún sitio.





Mandaron un burro a Marte… El Governator del espacio.

16 04 2010

Total Recall

Por Aquiles Baeza, desde la alfombra roja de los cinemas Copacabana y Brasil.

Hace unos días pasaron en la televisión esa maravilla cinematográfica “Total Recall” o como se llamó acá en tierras mexicanas “El Vengador del Futuro”. Y de tan mala, chilera y pésimamente actuada, se ha transformado en un clásico representante de las películas llamadas “de culto”. Je, sé que habrá quien diga que no, que esas películas son lo mejor. Para los que no conocen ese rollo, bueno, las películas de culto tienden a ser aquellas apreciadas por reducidos contingentes de fanáticos por alguna razón específica. Argumentan que es por su guión fuera de lo normal, por sus efectos increíbles o por su bajo presupuesto. Para mí, todo eso son patrañas. En la gran mayoría de los casos son películas tan malas o con aspectos tan grotescos que acaban cayendo en el absurdo más grade. Ejemplos claros son “El Mariachi” de Robert Rodríguez, cualquiera de Zombies (especialmente las de Romero y las más recientes sacadas de video juegos piteros), e incluso varios churrazos asiáticos como “El Club de los Suicidas” que un conocido juraba que era una de las joyas de la cinematografía posmoderna. Chale.

Robocop, Total Recall y otras porquerías

Sin embargo, acá estamos hablando del cine de Paul Verhoeven, director de origen holandés que en los ochenta y los noventa nos regaló nada más y nada menos que Robocop (1987) una intensa cochinada que nos hizo disfrutar al super policía mitad hombre y mitad máquina -“Murphy” pa’ los cuates-, ¡una gozada de locura! En 1990 nos dio Total Recall y disfrutamos de un Arnold Suachingón en uno de sus mejores papeles. Ya volveremos ahí en unos momentos.

Para 1997 había evolucionado bastante y nos presentó esa calenturienta versión espacial de una combinación entre Beverly Hills 90210 y Melrose Place Starship Troopers o como le pusieron acá Invasión. Ahí tenemos a la exquisita Denise Richards en una de sus más sabrosas representaciones. ¡Y tenemos al protagonista de la ñoña serie Doogie Houser, Neil Patrick Harris de mega general ultra chiro y bien psíquico!

Lo realmente interesante de la visión de este cineasta de medio pelo holandés son esas sociedades decadentes del futuro donde, independientemente de la tecnología, todo está jodido, como si la sociedad siguiera siendo una porquería con modernidad o no. Bueno, la verdad es que no se equivoca. Igualmente, se pitorrea constantemente de la televisión y del Internet pues los coloca como los únicos medios y que además manipulan todo. Nada fuera de la realidad tampoco. Además, por sus características, está a un grado de ser Gore, y es que a cada rato saltan tripas y  sangre, vuelan miembros y todo termina siendo un atascadero terrible. Cabe preguntarse ¿qué sería el Cinema Golden Choice sin Verhoeven?

But they`re runnin’ out of air

Sin embargo, bueno, la que más me gusta es El Vengador del Futuro. Ahí podemos disfrutar una de las líneas más famosas del inventario de bajo IQ del austriaco: “But they`re runnin’ out of air,” por supuesto, leído con ese terrible acento que tiene el governator, lo hace ser aún peor si es que eso es posible. Se suman a lo chilero de la actuación de Arnie los efectos especiales, que por cierto, no están tan mal para el momento, y por supuesto, el maquillaje, que si no me equivoco, sacó uno que otro premio. Me parece que el mejor atributo del maquillaje fue poner todavía más feo y cro magnon al maldito Suachingón. También, vemos a una bola de habitantes marcianos mutantes afectados por los rayos ultra violetas y están rete deformes y rete feos – salvo una chica que tiene tres teclas lo que la hace ser casi una mujer perfecta.

Grandes efectos… ¡vean cómo se le salen los ojos al Arnie! ; Moco sangue mami, moco sangue...

Y por si fuera poco, la película fue filmada casi completamente en la Ciudad de México – por ahí se ve la glorieta del metro Insurgentes, y el edificio del Infonavit que está en Barranca del Muerto-, y una buena parte en los foros de los antes Estudios Churubusco.

¡Ahhh, cómo me trajo recuerdos esa pelicula! Recuerdos gratos de mis idas al cine Copacabana y Brasil allá en Villa Coapa –ya les haré una entrega posteriormente sobre mis visitas a los cines más rascuaches de la capirucha- y de cómo me ilusioné con esa todavía mega exquisita Sharon Stone,  justo antes de hacer la clásica sacada de foto en Bajos Instintos

Hela ahí, en plena escena que la inmortalizó ya… ¿quieres una foto de ovalito, baby?

Bueno, ya no quiero aburrirlos, pero quería compartir con ustedes una de las porquerías más divertidas del cine de nuestros tiempos. Les doy un tip, me parece que en Aurrerá la estaban vendiendo en 29 varos, ¡una auténtica ganga para tan preciado tesoro! Si no la han visto, se han perdido de un hueco fundamental en la carrera de Arnie… Lo dicho, mandaron un auténtico burro a Marte y después llegó al gobierno de California.

¿Se necesita decir más?





No temas, que sólo Judas temió…

6 04 2010

Aquiles Baeza, cronista en constante peligro.

Para algunos, los miedos son aquello que nos permite guardar el pellejo, la expresión máxima del instinto de conservación; para otros, resulta ser una de las actitudes o sentimientos más detestables en un ser humano; para muchos manuales de auto ayuda es sinónimo de mediocridad y estatismo; para mí, bueno… el miedo es algo sumamente real. Algo con lo que tengo que vivir día con día…

Pese a que, a lo largo de mis días he podido, con éxito considerable, evadir todo tipo de responsabilidades; pese a que he procurado en la medida de lo posible evitar situaciones de riesgo (como acampar, nadar en el mar, montar en bicicleta); pese a que gracias a cremas y a que evito el sol para no arrugarme, he logrado conservar mi belleza natural –tanto que mi noviecita opina que me parezco a Brad-, aún así, no me he podido librar de temores.

Sí, sí… como todos tengo fobias, y muchas de ellas sumamente reales. Le temo a las arañas de todos tamaños, especialmente si son peludas y tienen más de ocho patas… Odio que corran por toda la casa, y cada que me encuentro una, siento que no podré habitar ese lugar hasta que pueda deshacerme de ella… porque sí, o es ella o yo. Sin importar el miedo, he de decir que no me congelo y triunfo finalmente, después de vaciar dos latas de insecticida, y logro vencer a tan horrenda bestia. Por supuesto, no tengo miedo a palomillas u otros coleópteros, que conste, eso es de débiles de ánimo.

Imagínenla, caminado por su espalda…

Las ratas y los reptiles me hacen los mandados, aunque, como diría el vulgo, “les tengo respeto”; y no es que ande por ahí cuando quitándome el sombrero cuando me encuentro una rata o cada que me cruzo con una serpiente –aunque me dicen que la más ponzoñosa es la paturaya clavenzis, víbora del Amazonas- sino que procuro caminar por la otra acera, respetando el espacio de esos inmundos animales…

Esos pelambres rozando un tobillo…

Sin embargo, he de decir que recientemente he encontrado aquello que me produce tal miedo, tal terror, que me congelo. ¡Nunca nada me había provocado tal horror como las pinturas representadas en ese antro que seguramente ha de hacer palidecer  a esas absurdas películas del Hostal I y II!

El Kinder del Infierno

Sí, como lo ven, es un kinder. Y es que es un antro que han decidido ilustrar con esas imágenes, representación del infierno más inimaginable. Vamos, ni a Dante, ni a El Bosco se les hubiera pasado por la cabeza algo tan definitivamente dantesco, algo tan… bueno, sin palabras. La primera ocasión que lo vi, me supuse los horrores más horribles y me sentí feliz de que no soy un pequeño en edad preescolar… porque seguramente en ese sitio torturan infantes. Si no, vean el rostro enfermo de ese simio, con ojos desorbitados…

¡No puedo mirar!

O aquella cara de locura incontenible de ese elefante rosa… ¡un elefante rosa! ¡ni en mis más turbios sueños habría imaginado algo así! Y con ese paraguas seguramente extrae las entrañas de niños y niñas. Y qué decir de esos conejitos que pareciera que están a punto de saltarnos a la yugular a chupar todo el preciado líquido que surca nuestras venas…

¡Terror, terror!

Llevo noches eternas sin dormir esperando que ese barquito del terror llegue navegando hasta mi ventana y arroje al interior de mi habitación a esa carga de seres infernales. Como nunca antes, hoy agradezco mucho que puedo estar en casa de la Susana, que es  mi madre, para que me proteja, además de que ella puede salir de casa a comprar lo más indispensable; a ella debo estas imágenes pues no me atrevo a acercarme a ese sitio. Ya he interpuesto una queja telefónica en el municipio para que quiten esas pinturas de adoración a dioses primigenios y paganos, y para que investiguen a los dueños de ese lugar que hacen quedar a Charles Manson y su clan como vendedores de rosas en la Alameda.

Bien, por mi parte no me queda más que esperar que la próxima semana haya una publicación más, temo por mi seguridad y la de este espacio. Si no hay cambios en esta página la semana que viene, bien, sabrán que he fallecido bajo los apetitos de estas criaturas del infierno. He recibido reportes de personas que han observado cosas similares en otros preescolares a lo largo y ancho del país, y probablemente se trata de una invasión… esperen, ¡escucho algo en la ventana! ¡Es como si fueran unos afilados dientecillos que tratan de roer el quicio de la ventana, temo lo peor. Les dejo este post y, si la suerte me acompaña, les contaré qué pasa la próx… ¡Adiós!

Las cebras de Belcebú





Crónicas del desagüe, la caca como materia prima de la palabra.

31 03 2010


Por Aquiles Baeza, cronista de fosa séptica.

Desde que tengo uso de razón, la popó ha sido un elemento importante en mi existencia. En efecto, la mierda resulta ser un espacio fundamental en la vida de la humanidad, y especialmente en la cultura de nuestro país. Sea ya como representación de la sustancia divina como resultaba para las culturas prehispánicas como vemos en el códice Borgia en la representación del día 3 Calli donde un hombre rojo está comiendo excremento divino “teocuitlatl”, y que según Laurette Séjourné se utiliza para designar al oro; sea como un simple elemento lúdico para escuincles cochinotes, la mierda es parte importante de nuestro quehacer cotidiano. Es decir, que la mierda pudiera tener un valor mítico y la caca de los dioses sería el oro. Igualmente podríamos ilustrar la manera en que los temas escatológicos han estado presentes en la literatura universal. Encontramos ejemplo de ello en un texto del siglo XVIII que copia el estilo de Quevedo (1580-1645), poeta español que gustaba de esos temas. El texto se intitula “Gracias y desgracias del nobilissimo señor ojo del culo, dirigidas a don chupas de la necessaria, montón de passas por arrobas, escritas por el Bachiller Don Juan Lamas el del camisón cagado. Con licencia del Doctor Cagarria. Impresso en Cagatecas, el año Passado.” Por supuesto, el texto es anónimo. Aquí citamos algunos párrafos:

Más te quiero que a una buena gana de cagar. Y el otro portugués que adelantó la materia, dixo: Que no avia en el mundo gusto como el cagar, si tuviera besos. Pues qué diremos si aprobamos este punto con el texto de vn Filósofo que dixo,

No hay contento en esta vida,

que se pueda comparar

al contento que es cagar.

Más adelante dice :

Hasta los excrementos o mierda (passa adelante, porque no te empalagnes con tan dulce plato) son de provecho, pues según probablemente defienden los Doctores Galenistas y Boticarios Droguistas, son buenos (según dizen Cardano y Alberto) los de lagarto, para los ojos; los de bestias, que llaman estiércol, es con lo que se fertilizan los campos, y a quien debemos los frutos; (…) Esto probado y assentado, avrá curioso que diga que los Ojos de la cara tengan alguna virtud? Luego el Ojo del Culo, él por sí solo es mejor y de más provecho que los de la cara.

Ambas citas en Herrera, Arnulfo. (1999). Quevedo en la Nueva España Presencia de un conocido texto escatológico de Quevedo en un impreso mexicano del siglo XVIII *. Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas, Primavera, 271-289.

Como vemos, la mierda y el ojo del culo han sido tema de los más grandes poetas. Bien, no vamos por mal camino, pero no pretendo hacer un escrito académico sobre la mierda, sólo darles algunos ejemplos de cómo mi vida ha girado en torno a la cagada.

Aquí, el personaje devora el teocuitlatl o excremento de los dioses; abajo, la página del Códice Borgia.

Empecemos pues con este breve pero sustancioso viaje por los rumbos de la cagada.

Eludiendo la mierda…

Existe todo un argot específico para hablar de la mierda. Dependiendo del momento y de la situación, nos referiremos a ella de diferentes maneras. Por tanto, si estamos con los suegros y el sobrino se cagó, por ejemplo, habremos de decir “el niño ya se hizo del dos” o “ya hizo popis el niño”; quizá a lo más que lleguemos sea a decir que el niño “se acaba de hacer popó”, acompañado de risitas nerviosas que indudablemente siempre buscan disculparnos al haber trascendido un ordenamiento social por el cual, nadie habla de caca frente a los suegros. Por tanto,  no diremos “ese niño ya se cagó” o “mira nomás, pero qué mierda se acaba de tirar ese escuincle”… no al menos si queremos quedar bien con los suegros, siempre tan decentes.  En efecto, hay todo un repertorio de palabras y frases diversas en un escapismo lingüístico para decir caca: popó, popis, del dos, la pos, todas son nos permiten, en un caso muy extremo, decir que hicimos caca, pero sin que suene tan drástico. La censura de la mierda es una mierda y apesta.

Como moscas a la… mielda

Por otro lado, nuestra sabiduría popular ha logrado generar un sinnúmero de frases excelentes para designar a la caca y a la mera acción de cagar. Para decir caca decimos cacahuate, maní, tuinquis, pastel, churro y muchas más.

Cuando no hemos podido defecar pero ya nos anda: El clásico de niño “me anda de la popó”; “se me aflojó el mastique”; “el muñeco se está asomando”;

Acción de cagar: “voy a tirar la lombriz en submarino”; “voy a liberar a Willy” – ¡es grande! -; “voy a echar el topo a nadar”; “tirar a los clavadistas”, “voy a soplarle a la vela antes de que se me caiga el pastel”; “voy a echar el crayolazo”; “voy a pasar de lo abstracto a lo concreto”; “voy a columpiar el tamarindo” y el maravilloso y ya un clásico “voy a echarme agua a los cachetes”.

Lo leí en…  el baño.

Lindos los inquilinos del sitio ¿no? Igual y como las abejas, después de soltar esa mierda, murió.

En los baños públicos encontramos frases excelentes para describir la actividad maravillosa de deponer. ¿Quién no ha estado perdiendo el tiempo en los baños de Sanborn’s leyendo las frases en las paredes mientras, entre sonidos de clavadistas, escuchamos una versión instrumental de La Incondicional de LuisMi… Bien, en esos sitios se leen este tipo de frases.

“Caga feliz, caga contento, pero por favor, cágate adentro…”

“Si pujas y pujas y no puedes cagar, deja de hacerte pendejo y ya vete a estudiar”

“Estimada clientela, se le suplica no dejar morralla en el mostrador”

“No hay placer mas exquisito que cagar bien despacito”

“Los escritores de baño, son poetas de ocasión, que buscan en la mierda, su fuente de inspiración”

“Qué triste es amar sin ser amado, pero más triste es cagar sin haber almorzado”

Y por cierto, el fin de semana pasado estuve en Tepeaca acá por Puebla, y en un baño público – en el que pagué 3.50 pesos y recibí tres tiritas de papel de baño a cambio- había letreros pegados por todos lados donde solicitaban de la manera más atenta “sentarse como es debido”. Será que frecuentemente la gente hace de “aguilita” y pos no le atinan…

Tipos de mierda

La mierda Yeso, porque después de hacerla preguntas “¿Y eso?

La mierda fantasma: una vez depuesta, desaparece…

La mierda huérfana: suele aparecer en el inodoro como por arte de magia, no tiene madre, y nadie se adjudica su paternidad.

La mierda dietética: tan abundante que al terminar te queda la sensación que has bajado tres kilos.

La mierda submarina: ver historia más abajo.

La mierda que llegó para quedarse: aquella que después de una noche de Bacardí combinado con tepache y Jarritos de tamarindo, se niega a abandonar nalgas, ojo del culo, papel, y si hay mala suerte, hasta los dedos…

La mierda luz de bengala: Baste decir que se da cuando hay diarrea…

La mierda Tarzán: por más que hacemos movimientos de todo tipo, se niega a soltarse y se columpia de un lado para el otro.

Numeralia

-Diariamente producimos entre 20 gr. y 1.5 kilos de caca. Si en México somos aproximadamente 110 millones de personas, se producen alrededor de 110 millones de kilos de mierda al día.

-A lo largo de nuestra vida producimos varios kilómetros de caca. De hecho, con ella los mexicanos podríamos decorar todo el ecuador terrestre en un solo día.

-La caca más grande es la de los elefantes que pueden hacerla 5 veces al día en deposiciones que oscilan entre 6 y 30 kilogramos.

Fuente. Tonda, Juan y Fierro, Julieta (2006). El Libro de las cochinadas. México, ADN.

Anecdotario de mierda…

No podría faltar, ya es un clásico…

He aquí unas historias que ha recopilado este, su amable cronista de la mierda. Algunas son mías; otras, de dominio público…

La mierda submarina

Es frecuente que la mierda termine en el mar, al menos aquella de las poblaciones vecinas a la costa. Si no me creen, pues fíjense a dónde va a parar el drenaje en Acapulco, Veracruz o cualquier ciudad costera. Así y todo, difícilmente tenemos conciencia de que eso sucede, o mejor dicho, siempre nos hacemos de la vista gorda. Claro que no es lo mismo que la mierda llegue al mar, que uno mismo se cague en el mar. Eso indudablemente es una autentica cochinada, vista desde el ángulo que se le quiera ver. Quiero pensar – no existen datos al respecto, por supuesto- que el ser humano desde que existe, come y caga, se ha cagado en el mar. Sea que viviera cerca de la costa y se acercara a echar un torpedo para ahorrar papel o que viniera en una de las carabelas de Colón y sacara las nalgas fuera de borda y se tirara unos churros al mar. Sin embargo, hace poco escuché de una persona que juraba ignorar esa práctica ancestral –igualmente cochina, no importa su antigüedad- y que se enteró de la peor manera. Una vez, nadando en el mar del Caribe, al lanzar una brazada, su mano se cerró alrededor de un cerote, cosa que le provocó asco y pavor. Al exclamar su asco infinito, su acompañante de nado dijo no ser el autor de semejante trozote ya que él, había hecho más allá a la izquierda… ¡Qué descaro del atascado!

Fotos de mierda.

Desde que estaba en la Universidad tuve la obsesión por tomar fotografías de mierda, y no me refiero a que fueran malas, sino literalmente de mierda (hoy prácticamente todas extraviadas o desechadas). Por tanto, dediqué mis espacios de ocio a la elaboración de fotografías donde la mierda fuera el centro… Lo interesante es que en una ocasión, fui a un parque que quedaba cerca de casa pues ahí llevaban los vecinos a sus perros a cagar y era un auténtico maná para mí… Mientras me encontraba con un objetivo macro a unos cuantos centímetros de una caca de color blancuzco, noté la mirada curiosa de un niño de unos 3 años que se había acercado a fisgar. “¿Qué está haciendo señor?”- preguntó el infante con una mezcla de ansia y asco-. “Nada –respondí- , aquí nomás  tomando fotos de caca”. Por supuesto, el niño entre azorado, confundido y divertido, corrió a informarle a su madre, que allá a lo lejos paseaba con una carreola a un bebé, lo que había visto. ¡Mamá, Mamá, ese señor está tomando fotos de caca!” –informó emocionado el infante. “Sí mi’jito, claro”- replicó la madre completamente incrédula ante tal afirmación. Y es que, ¿quién demonios en su sano juicio tomaría fotos de caca? Pobre niño, seguramente lleva ya varios años en terapia tratando de averiguar por qué la relación con su madre ha sido tan complicada, llena de desconfianza y mentiras…

Esta es la imagen producto del trauma del niño.

Otra de fotos.

Pues resulta que seguía en esta colecta de material escatológico para la colección de mierda, y una vez había ido con la familia al Ajusco para pasar un día de campo de esos que ya no se acostumbran. Después de haber comido cuanta cosa me pusieron enfrente, me dieron ganas de ir a tirar unos troncos en el bosque, por aquello del abono y el reciclado. De tan linda que me quedó –de un color marrón matizado por el óxido que ya empezaba a apoderarse de ella lo que la hacía verse un tanto marmoleada- decidí regresar a pedirle a una tía mía su cámara. Le tomé unas fotos, pero nunca le dije a la tía que las había hecho Pueden imaginarse la cara del dependiente del laboratorio fotográfico al entregarle las fotos a la tía. Bueno, era como si literalmente le estuviera entregando muestras de la caca… Por cierto, supongo que la tía quedó sumamente traumada con el hecho, y ahora trabaja en un laboratorio de análisis clínicos recibiendo las muestras para copro cultivos. Las malas lenguas dicen que ella se dedica a clasificar las semillas encontradas en las muestras… Indudablemente, el destino es una mierda.

Hasta aquí con este post de mierda, que como de costumbre, tiene que hablar de cosas desagradables. No podría ser de otra manera, aunque, como dice mi noviecita, “así como está Brad Pitt, hasta las cacas le han de salir lindas…” Y como yo me parezco según ella, pues me salen puras obras de arte.  Los invito a que pongan las historias de mierda que consideren más relevantes en sus vidas de defecar. Igualmente a que si recuerdan algún otro dicho de mierda y anexas, pues lo compartan para que todos estemos en una santa comunión de mierda.

Les comparto también un texto que publicó mi alter ego, El Zorro, Israel León en la Jornada, muy a cuento con el asunto de la escatología. Nos estamos mirando…

http://www.lajornadadeoriente.com.mx/2008/09/11/puebla/o1isr13.php

El final…

Sin palabras…





Miss Vergas, o la maravillosa capacidad del ser humano de hacer cosas y no tener la más mínima idea de a dónde pueden llevarte

14 03 2010


Por Aquiles Baeza, corresponsal de espíritu en Vergas y su más sincero amigo.

Es decir, recomendamos discreción. No es para los débiles de mente o corazón.

Cuando un cercano me hizo llegar esta imagen, he de confesar que quedé totalmente patidifuso.  Al principio pensé que se trataba de una broma pues ahora todo se puede en este maldito mundo digital. Sin embargo, bastó que me pusiera a investigar un poco para darme cuenta del inmenso universo que significa el pueblo de Vergas para un espacio como este. Y existe. Está precisamente en Minessota  y viven 311 individuos ahí. La Susana, que es mi madre, jamás se imaginó que su hijo estaría dedicando tiempo de su vida a averiguar sobre un sitio llamado Vergas; no obstante, lo hace impulsado por su noviecita santa que sigue opinando que se parece a Brad Pitt.

Quiero iniciar con una reflexión:  al ver la imagen de arriba y pronunciar el título de la agraciada ¿No da la sensación de que tenemos dos, o tres, o varias? No te sientes inclinado a sentarte y ponerte a reflexionar sobre la vida. ¡Vamos!, si hasta te deleitaste al pronunciar ese nombre que de musicalidad lo tiene todo, pues pareciera un instrumento que has de tocar por el resto de tus días… Además, hace lucir a los Belgas (oriundos de Bélgica) como una simple broma del más burdo doble sentido. Los habitantes de este sitio sí que son bien Vergas. ¿O será el gentilicio vergueanos, verguillos, verguenses, verganos, verguinos?

Bueno, creo que es tiempo de empezar.

Vergas es un sitio peculiar que se encuentra enclavado en una zona de lagos de sepa Dios dónde en las vastas regiones de Minnesota, que a decir verdad, no tengo ni idea dónde queda. Si no me equivoco, está por allá del noreste del Gabacho, entre Winsconsin y Dakota del Norte, ya muy cerquita de Canadá. Sé que por sus mentecillas perversas pasó ya la idea de haber encontrado el espacio exacto a donde ha de llegar cualquiera que mandes a la Ve… Sin embargo, espérense tantito, esto apenas inicia. Su amable interlocutor, que soy yo, les daré un pequeño tour por el pueblo maravilloso de todos sus sueños. Espero lo disfruten.

Por si no lo creían, ahí está.

Certamen de Belleza de Vergas

Es interesante que la Miss Vergas se sienta orgullosa de haber obtenido tan preciado premio. Quizá es porque está consciente que, por el simple hecho de representar Vergas, pues ya le ganó a todas las misses del mundo.  Después de todo, muchas actrices de Hollywood pasaron por las pasarelas de sus respectivos concursos en pueblos rascuaches de tres habitantes, pero ninguna del heroico pueblo de Vergas. No, ellas son de otra casta, ellas están destinadas a cosas más grandes.

He ahí a Miss Vergas 2009 con su cohorte de princesas  y príncipes y su pajarote.

Miss vergas del pasado

Productos y festivales

“El festival del jarabe de Maple de Vergas.”

Sé que lo más sencillo sería caer en la tentación de decir que ese jarabe es de mitripín, o de mitrozote, pero no… por más que esto se preste al albur simple no se puede. La realidad es que se trata del “Festival del jarabe de Maple de Vergas”, y eso, eso no suena a albur…

Premiación al mejor Jarabe de Maple de Vergas. Arriba, extracción del Jarabe y la preparación.

Igualmente, Vergas es una zona donde también se da la leche. Por tanto, venden la leche de Vergas. El primer lechero de Vergas era un tal Bob Mckenzie que inició en 1924 con una ruta a lo largo y ancho de Vergas, pero dejó de hacerlo debido a que a él y a su familia se los llevó literalmente el tren en el norte de Vergas. Osease que se los llevó el tren de las Vergas -y no lo que se imaginaban, groseros.

Equipo de béisbol

Como toda población de los Estados Unidos, Vergas tenía que tener un representante del Rey de los Deportes, el beis. Y su equipo, los “Loons” son bastante buenos. Bueno, al menos eso dice su playera…  Además, es ya toda una tradición el portar esos colores. Chicos y grandes se han divertido y han representado a Vergas en diversos torneos a lo largo de la historia del lugar. He aquí sólo una muestra.

Viejas y nuevas generaciones de Vergas

Orgullosos de portar la camiseta de Vergas. ¡Qué presuntuosos!

Religión

La gente de Vergas resulta ser bien religiosa y bien piadosa. Tienen, para los 311 once y mocos de carnales que viven ahí, hasta 4 iglesias equipadas con pastor y hasta edificio. Y aunque uno pudiera pensar que porque están en Vergas son muy buenas, es políticamente correcto decir que ni son las únicas, ni son las mejores.

1-    La “St. John’s Lutehran Church in Vergas.”

2-    La “St. Paul Lutheran Church, Loon Lake, Vergas.”

3-    La “Vergas United Methodist Church”

4-    La “Lakes Area Word Fellowship Church in Vergas”

Todas, como lo dijimos, tienen horario de atención, pastor y todo.  He de decir que me parece correcto que Estados Unidos sea principalmente practicante del protestantismo, y que Vergas, Minn. lo sea también. De lo contrario, imaginemos estos nombres católicos para iglesias en esa comunidad:

1.- La Iglesia del Sagrado Corazón  de Vergas

2.- La Iglesia de la Inmaculada Concepción de Vergas

3.- La Iglesia del Divino Verbo de Vergas

4.-  La Parroquia de Vergas de San Francisco y San Felipe de Jesús

5.- La Parroquia de los Mártires eternos de Vergas

6.- La Iglesia de San Isidro Labrador de Vergas (¡Qué dolor!)

7.- La Iglesia de San Abieso Vergas

8.- La Iglesia del Señor de Vergas

9.- La Capilla de Nuestra Señora de Vergas

10. Para la procesión de Semana Santa, los feligreses podrían ir a la Iglesia de Vergas del Santo Entierro.

Por supuesto, todos los sitios tienen su santo patrono y apariciones de vírgenes y cristos. Imaginemos pues que es el caso ¿Cómo se llamarían?

Quizá, el Santo Clavo de Vergas, que sería el santo patrono de los carpinteros y público en general con problemas para clavar;  el Santo Tomás de Vergas, muy milagroso para conseguir asiento en viajes desesperados; el Cristo Negro en Su Monasterio de Vergas, Señor de las causas oscuras y atolladeros prietos; por último, Santa Evita Vergas, excelente para controlar las mieles de la concupiscencia y los embarazos no deseados.

Algunos hipotéticos feligreses en una hipotética procesión de cualquiera de estas iglesias hipotéticas

La Mascota

La mascota del lugar es el somormujo, osease un pájaro acuático. Es decir que Vergas es famosa por sus pájaros, que es totalmente un pleonasmo. Por si fuera poco, el eslogan del lugar clama “Vergas, the home of the world’s largest loon”, osease, la casa del somormujo más grande del mundo, o lo que es lo mismo, el pajarote más grande del mundo. La verdad es que, cuando se trata de Vergas, pájaros y demás, uno puede acomodar lo que sea pues la traducción lo permite.

La mascota del sitio, en tremenda estatua. Sin duda un pajarote en Vergas

Convenciones y centro de negocios.

Vergas aún no cuenta con un World Trade Center en toda la extensión de la palabra. Sin embargo, considero importante que lo hagan, pues un pueblo de tal envergadura lo necesita. Pudiera ser la casa de la famosa – por ese increíble chiste-  Convención de sorbedores de apéndices reproductores masculinos (o en palabras llanas, mamadores de verga).

Además, sólo de pensar en lo imponente que se vería el letrero a la entrada de tan egregio edificio de convenciones me estremezco: “Vergas World Trade Center”.

No hay más que decir, me cae. Con ese nombre, los negocios funcionarían de inmediato.

Podrían inclusive hacerse réplicas de estas obras de arte para adornar los jardines del Centro de Convenciones. Vendrían totalmente ad hoc con el lugar.

Esta fue tan sólo una muestra de este lugar admirado y envidiado por todos. Sea que seas de Lepe, Silao o de Imatra (en Finlandia, para los que no sepan) no puede dejar de sorprenderte que exista un lugar tan peculiar. Espero que no se claven y que dejen sus comentarios a este post, que de verdad, me quedó bien oriundo del pueblo del que trata el artículo. Es decir, bien verga. Jejejejejeej.

Abur. El Aquiles Baeza. Miembro honorario del cabildo de Vergas.

Por cierto, para mayor información de Vergas pueden visitar esta página

http://www.govergas.com/index.html

Es decir, vamos Vergas. Com, jejejejejeje